Hasta el 19 marzo, 2018 _ Edificio Sabatini. Planta 3

Basta y sobra.

El Museo Reina Sofia presenta a William Kentridge (Johannesburgo, 1955) en una exposición que gira sobretodo en torno al trabajo de este artista en las obras de teatro Woyzeck on the Highveld [Woyzeck en el Alto Veld, 1992], Faustus in Africa! [¡Fausto en África!, 1995] y Ubu and the Truth Commission [Ubú y la Comisión para la Verdad, 1997], y las óperas Il ritorno d’Ulisse [El retorno de Ulises, 1998], The Nose [La nariz, 2010], Lulu [Lulú, 2015] y Wozzeck (2017). Este artista multidisciplinar (cine, las artes plásticas, el teatro, la música y la ópera) que tras terminar sus estudios de Políticas y Estudios Africanos en la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo se traslada a Paris durante un año para estudiar mimo y teatro. A su vuelta a Sudáfrica en 1982 continúa su trabajo en el Teatro y el cine, pero conseguiria la fama internacional en las artes plásticas al participar en la primera Bienal de Johannesburgo en 1995. A partir de entonces Kentridge desarrolla su trabajo escénico y plástico de forma paralela e incluso fusionandose hasta tal punto que es inconcebible el uno si el otro.

En la exposición se podrá ver que el origen de toda su obra está en el dibujo y en la reflexión de este mismo acto de dibujar como el inicio de la obra artística, ya que piensa que el dibujo está conectado con la memoria: al igual que esta, atrapado entre el mundo y su representación, funciona por acumulación, un palimpsesto sobre el que se colocan elementos previos, a veces borrando y volviendo a fijarlos.

Todas sus historias tienen un único protagonista que le sirve para crear situaciones y realidades muy complejas, dramas donde lo absurdo se vuelve esencial para contar la historia. Estos personajes son: Woyzeck, Ubú, Lulú, Ulises, Fausto, e incluso la Nariz, son víctimas o verdugos de sociedades encorsetadas, del autoritarismo, la mezquindad y la corrupción tanto en el ámbito domestico como en el público.

 

El poder ver todo el proceso creativo de este artista permitirá ver su forma de trabajar que ya en sí es muy interesante y una de las claves para entenderlo. Durante el desarrollo de sus obras intercala todo tipo de técnicas como dibujos, grabados y películas, que después vuelve a servirle como punto de partida.

 

 

Angel Ruiz Ruiz.