Hasta el 18 de febrero 2018

BalenciagaShaping Fashion. Este sin duda es el año de Cristóbal Balenciaga. A 80 años de abrir su primera tienda en París, no una sino tres muestras en tres ciudades deciden homenajearlo. En su ciudad natal, Guetaria, en el País Vasco, en el museo que lleva su nombre con la colección de Rachel Lambert Mellon. En París, en el Museo Bourdelle, con la muestra Balenciaga, L’oeuvre au noir. Y en el Victoria & Albert Museum en Londres y la retrospectiva Balenciaga, Shaping Fashion, que se focaliza en la época de esplendor del Maestro, los años 50 y 60, y su gran influencia y legado para el futuro. Esta muestra consta de más de 100 trajes y unos 20 sombreros elaborados por la casa que cerró el 1968. Este gran Maestro Couturier, que fue el hijo autodidacta de una madre viuda y costurera, se ganó el respeto de todos sus colegas contemporáneos, incluida Coco Chanel, quien llegó a decir que él era el único verdadero couturier. Y así fue, pues se sabe que al menos un traje de cada colección era elaborado íntegramente por él (¿cuántos pueden decir eso hoy?). Perfeccionista, obsesivo y estudioso, compraba en París prendas de las grandes casas, como Chanel, Vionnet o Schaparelli, con la única finalidad de analizar cada costura, cada técnica. Así logró elaborar una firma con una génetica singular y que en esta muestra podremos observar hasta el interior mismo gracias a la radiografía de un vestido. Fascinante e imperdible.

 

 

 

 

 

 

Texto de: miradacouture.com