GUSTAV KLIMT Y EL BELVEDERE

El espacio que creara en 1903 Klint junto a otros artistas, la Moderne Galerie en Viena, el hoy llamado Belvedere, contiene la mayor colección de arte austriaco del mundo, cosa de la que se encargaron sus fundadores ,cuyo interés primordial era ese junto a darle proyección a nivel internacional.

Emilie Flöge y Gustav Klimt en el jardín de Villa Oleander en Kammer (Distrito Schörfling), Attersee, 1910

Es por ello que es el Museo con más obras de Klimt, incluyendo además dos obras maestras de su Período Dorado, Kiss (Amantes) y Judith , retratos importantes ( Sonja Knips, Fritza RiedlerJohanna Staude, etc. .), paisajes y representaciones alegóricas, y también uno de sus cuadernos de dibujo y su monumental Beethoven Frieze en la Secesión de Viena. En las 24 obras de Gustav que tiene la colección se puede todo su proceso evolutivo, desde sus inicios con influencias del historicismo hasta el secesionismo e incluso su último trabajo, que muestra las influencias de los jóvenes artistas del momento( por ejemplo Egon Schiele) y de los fauves.

Pero la obra culmen indiscutible y de mayor atracción es el Beso, The Kiss (Lovers) , un abrazo entre amantes que permite disfrutar del estilo de este pintor y toda su esencia, fragilidad, delicadeza, sus dorados heredados del arte japonés … en casi 4 metros cuadrados que ocupa, arte y belleza cm a cm. Su capacidad de captar las nuevas tendencias y mezclar inspiraciones de diferentes procedencias, como los mosaicos bizantinos, pinturas medievales, escultores como Rodin, etc, hacen de él un artista único. 

 

Cuadros de Gustav Klimt en el Belvedere superior 6

 

Angel Ruiz Ruiz.