Hasta el  30/09/2018

Los Retratos de Lorenzo Lotto (Venecia, 1480 – Loreto, 1557).

Tomando al Retrato como el protagonista de esta gran monográfica sobre Lorenzo Lotto, que ha preparado el Museo del Prado junto a la National Gallery de Londres, podemos ver la esencia pura de Lotto, el juego entre las expresiones del retratado y los elementos usados simbolicamente, un juego que caracterizó a este artista del Cinquecento italiano y le harían ser el primer retratista preocupado por reflejar los estados de ánimo, siendo esta exposición pionera en el análisis que refleja y que además incluye objetos de la época que llegaron a aparecer en sus cuadros.

 

Pasó desapercibido hasta que Bernard Berenson le dedicara por primera vez una exposición monográfica en 1895: “Lorenzo Lotto; An Essay in Constructive Art Criticism”, pero cuando realmente empezó a ser reconocido seria en los ´80. En su obra hay ejemplos de todas las novedades pictóricas del momento, técnicas y materiales convirtiéndolo en un adelantado a su época.

Se muestran junto a sus obras algunos de los escasos dibujos que aun se conservan de este singular artista, que harán ver al espectador su metodología de trabajo en esta muestra que ha contado con el exclusivo patrocinio de la Fundación BBVA.

Lottor disfrutó tanto del éxito como del fracaso, cambio de residencia a lo largo de toda su trayectoria en la búsqueda de nuevos clientes que le permitieran aplicar todos sus avances tanto compositivos como pictóricos, soportes, composiciones de media figura o tres cuartos, retrato matrimonial, retrato en formato horizontal… En su periplo de 50 años de carrera paso por Venecia( ciudad natal), Treviso, Bérgamo, Roma y Las Marcas.

Tuvo multiples influencias de artistas y épocas anteriores como: Antonello da Messina, Alvise Vivarini ( se cree que fué su maestro), influencias nórdicas y alemanas de Durero, que también estuvo en Venecia, influjo del arte clásico, tanto a través de la escultura como de la numismática y la glíptica, de Tiziano la sobriedad cromática y compositiva…etc.

Cultivó la especialidad de los Criptorretratos durante toda su carrera, donde se representaban a los efigiados con elementos que lo relacionaran directamente con el personaje al que estuvieran representando, que podia ser un Santo, una heroína clásica o una dios clásico, imitándoles muchas veces hasta tal extremo, que podian ser confundidos, como un ejemplo a seguir, un espejo de virtud ante los demás.

En sus últimos época dejó aun más marcado su sentido de la profundidad sicológica en los personajes retratados, a pesar de usar una paleta de tonos más sobria y triste, debido a su estado físico y mental, que quedó muy reflejada en su obra, ya que al final de su vida pasó por problemas económicos bastante severos.

 

Angel Ruiz Ruiz.