Egon Schiele, autorretrato desnudo.

 

ARTE Y PURITANISMO

No es arte, es “pornografía”: Reino Unido y Alemania censuran la obra de Egon Schiele.

A estas alturas el PURITANISMO inglés y alemán atacan con toda su fuerza sobre la obra del pintor austriaco Schiele, en su propio homenaje, en el que los genitales de sus obras que se publiquen en estos paises en edificios y vallas publicitarias llevaran una banda tal como esta: “Lo siento, tiene 100 años pero es demasiado atrevido para hoy” y el hashtag #ToArtItsFreedom.

 

Este pintor de talento precoz y discípulo de Klimt proponía exponer su obra en edificios que asemejen TEMPLOS, ya que decía que el arte erótico también tiene SANTIDAD. Es posible que 100 años no sean suficientes para que su obra pueda ser exhibida con total libertad, libertad que probablemente él pensaría que tendría en estos tiempos. Su pintura expresionista fue muy prolífica, rodeada de misticismo e incomprensión social y política.

Egon Schiele muere tras volver de la Gran Guerra en 1917, de gripe a los 28 años, su mujer embarazada de 6 meses lo haría 3 días antes juntos a otros miles de personas que murieron ese año, como Gustav Klimt, único mentor que tuvo.

Artista que expresaba que pintaba la luz que proviene de los cuerpos, sus trabajos reflejaban la adoración que sentía por las mujeres, del cuerpo, de la intimidad y de expresar la libertad sexual de los retratados. Su estilo basado en un marcado contorno de la figura posee una perturbadora belleza, modelos que miran al espectador de forma directa y sin tapujos, donde la expresión de su cara, el gesto, era lo primordial, antes que el cuerpo. La forma de aplicar el color en sus obras y la expresividad de las manos potencian esa belleza espontánea, ese instante en el momento íntimo captado por Schiele, mimado  al detalle.

Para el estudiante más joven en inscribirse en la Academia de Bellas Artes de Viena con solo 16 años lo importante de su obra no es el desnudo, ni la provocación, ni el erotismo. Es el instante.

 

 

Angel Ruiz Ruiz.