Del 13 de febrero al 27 de mayo de 2018

Gracias a que Sorolla fue un cronista de su época y amante de las tendencias, podemos ver perfectamente la moda de finales del siglo XIX y principios del XX, cuya obra es como un catálogo de moda con vestidos, joyas y complementos.

Todo este esplendor es mostrado sobretodo en sus retratos femeninos realizados entre 1890 y 1920, en el Museo Thyssen-Bornemisza y en el Museo Sorolla en paralelo, ya que han colaborado para exponer unas 70 pinturas procedentes de diferentes museos y colecciones privadas nacionales e internacionales y algunas nunca expuestas públicamente, junto a una selección de complementos y vestidos de la época, y así observar la influencia que en la obra de Joaquín Sorolla tuvo la moda.

Exposición comisariada por Eloy Martínez de la Pera.

 

Angel Ruiz Ruiz.